Kayaks rígidos

Análisis de los mejores kayaks rígidos de 2021

Los kayaks rígidos son ideales para todo tipo de personas, desde quien está empezando y busca un kayak barato, estable y fácil de usar hasta quien es experto y busca el mejor kayak, priorizando velocidad y rendimiento.

Sin duda, los kayaks rígidos son la mejor opción siempre que se cuente con espacio para ellos.

Mejores ofertas de kayaks rígidos

Te traemos las mejores novedades y ofertas de kayaks rígidos que puedas encontrar. Tanto si estás empezando como si ya eres experto, tanto si te gusta disfrutar de tu kayak solo o en compañía, seguro que encontramos el kayak perfecto para ti. Estos son los top ventas en kayaks rígidos:

Cambridge Herring

Cambridge Sun Fish

Devessport Dreamer

Tahe Ouassou

Rotomod Mambo Soleil

¿Qué tipo de kayak rígido estás buscando?

Ventajas de los kayaks rígidos

  • Son los kayaks más resistentes y duraderos, pues están hechos de una sola pieza y de material resistente a golpes y arañazos. Un kayak rígido nunca te dejará tirado. Se suelen usar materiales como el ABS y el polietileno para la gama media y fibras de vidrio y Kevlar para la gama alta.

  • La oferta de kayaks rígidos es muy grande y para todos los bolsillos y gustos: tanto para el principiante que busca un kayak barato con el que empezar, como el profesional que necesita un kayak de altas prestaciones.

  • Necesitan de muy poco mantenimiento. Al estar hechos de plástico duro, los kayaks rígidos están pensados para durar muchos años, aunque estén en la intemperie.

  • A diferencia de otros, los kayaks rígidos no deben hincharse ni desmontarse, con lo que están listos para usarse en cualquier momento. Además, tras su uso, no importa si se guardan mojados.

  • La mayoría son kayaks autovaciables, es decir, están abiertos por arriba, con lo que no hay peligro aunque se vuelquen y son muy fáciles de limpiar.

Puntos de mejora de los kayaks rígidos

  • El transporte y almacenamiento. Este es el principal motivo por el que alguien podría no querer elegir un kayak rígido. Nosotros, por ejemplo, resolvemos este problema alquilando un pequeño espacio en nuestro club náutico habitual y ahí, por un módico precio, podemos guardar nuestros kayaks rígidos. En cualquier caso, no existe una solución que sea la adecuada para todo el mundo y deberás encontrar la mejor para ti.

  • Ligado con el punto anterior, con un kayak que sea difícil de transportar seguramente a la larga termines visitando y descubriendo menos sitios. Es una lástima porqué hay pocas sensaciones como remar por un sitio por primera vez, pero lo normal es que la dificultad del transporte te termine frenando.

  • Los kayaks rígidos individuales suelen pesar alrededor de los 20 kg cuando están hechos de plásticos como el polietileno o el ABS, que son los más comunes. Esto hace que pueda ser pesado transportarlos hasta el agua y, sobre todo, volverlos a guardar después de la jornada de kayak. Más cuando el acceso al agua no es fácil. Esta desventaja no la solemos encontrar en los kayaks de dos plazas o más porqué, aunque son más grandes y más pesados, suelen tener asas que facilitan mucho su transporte entre varias personas. Un caso aparte son los kayaks rígidos de materiales de alto rendimiento, como el Kevlar, que serán muy ligeros aunque a costa de tener que pagar más por ellos.

  • Sobre todo en el caso de los kayaks rígidos más esbeltos y pensados para obtener los mejores rendimientos, pueden ser menos estables y llegar a volcar. Aunque no es algo que suceda comúnmente hay que tenerlo en cuenta si se pretende remar por aguas movidas, como ríos o mar con olas, con un kayak estrecho.